¿Cómo producir para Plataformas OTT? MB Digital, el primer Agregador chileno para OTTs


Por Nicolás Ibieta ACC, Director de MB Digital

Es ya bastante evidente que una parte importante de la industria se ha volcado a producir pensando en las plataformas OTT como Netflix, Prime Video de Amazon, iTunes y cientos de otros ejemplos que mundialmente son cada vez más importantes para la distribución.

El estreno en salas de cine tradicionales sigue siendo prácticamente un requisito general para calificar una obra como “película” propiamente tal, y no como un telefilm, por ejemplo. Es por esto que gran parte de las películas solo en una segunda etapa de distribución van a plataformas digitales, tras el paso por festivales y el estreno en salas de cine. Sin embargo, es importante separar en este análisis a las producciones originalmente creadas para plataformas. Estas son producciones totalmente diferentes, ya que son proyectos vendidos directamente a los OTTs antes de realizarse, y en muchas ocasiones, incluso, financiados por la misma plataforma.

La gran mayoría del catálogo disponible en estos sistemas on demand, corresponde a películas que son vendidas o subidas a plataformas para ventas por suscripción, renta o venta, y para ello existen diferentes opciones de retorno:

Un primera opción, es cuando la plataforma paga un valor total por derechos de exhibición de la película por un periodo determinado. Este es el caso de Netflix, por ejemplo, donde la película será exhibida a modo de suscripción y donde la venta, por lo general, no generará un retorno importante, a no ser que sea una película con un impacto muy especial en su paso por festivales y salas de cine.

Otra opción diferente, es la de las plataformas que pagan por vista o “click” en la película. En esta categoría, en la que está por ejemplo Amazon, la plataforma no va a pagar un valor total o de compra por la película, sino que su retorno estará condicionado por los clics que reporte. El pago al dueño de la producción será periódico y su valor estará determinado desde el principio en un contrato. En este caso, la plataforma también exhibirá la película en modo suscripción al cliente final.

Por último, están las plataformas de arriendo o venta, donde probablemente la más popular de la categoría es iTunes. En este caso, el dueño de la producción establece un valor por el arriendo o compra de la película, y la plataforma realiza el pago periódicamente, según las ventas que se concreten.

En los dos últimos casos, el éxito de la película estará directamente condicionado por la cantidad de promoción realizada para generar los clicks o descargas de ventas.

En Latinoamérica y Chile, la distribución en plataformas está recién comenzando a verse como algo importante. Ya sea porque son financiadas en buena parte por fondos estatales o por la búsqueda de un posicionamiento personal de los realizadores, por lo general las películas locales y regionales de nuestro continente buscan tener primeramente un gran circuito en festivales, luego el mayor éxito posible en salas y finalmente la exhibición en televisión abierta. Para ese momento, el resto queda en manos de los distribuidores o simplemente no se continúan haciendo grandes esfuerzos por realizar más ventas. Esto está dado principalmente porque los realizadores de la región buscan levantar sus siguientes proyectos a través de su presencia en festivales y de la exposición en sus medios locales. De las plataformas actuales, Netflix está siendo quizá la más atractiva para los realizadores locales, ya que les da prestigio y visibilidad, sin embargo, no es necesariamente la que genera las mayores ganancias.

Para leer el artículo completo, entra a Revista Tecomtel aquí. Pág. 52.


0 vistas
CONTACTO
  • Twitter Social Icon

© 2017 TECOMTEL - CHILE